Mejora tu descanso eligiendo la almohada perfecta

La almohada será tu acompañante para tener los mejores sueños. Conoce los tipos de almohada que mejor se adaptan a ti para lograr el descanso perfecto

Cuando queremos reformar nuestro dormitorio solemos dedicar bastante tiempo para elegir un buen colchón. Estudiamos su rigidez, su tipología o si se adapta mejor o peor a nuestra forma de dormir. Pero el colchón no es el único elemento de nuestro descanso que trabaja para conseguir un sueño reparador. Debemos dedicar un rato a investigar y elegir cual es la almohada que necesitamos para lograr el reposo óptimo para nuestro cuerpo y nuestra mente.

Sin embargo, este proceso es complicado, ya que hay múltiples opciones de distintos precios, materiales y fabricantes. Para ayudarte a elegir cual será tu compañera en la próxima cabezada te ofrecemos una descripción de las almohadas más interesantes que existen en el mercado.

Almohada de fibra

Este tipo de cojín está relleno de fibra de poliéster. Por dentro, está ahuecada. Son almohadas económicas pero suficientemente firmes para no causarnos ningún problema en el cuello. Son suaves al contacto y ayudan a mejorar el descanso.

Almohada de plumas

Las almohadas rellenas de plumas son las más ligeras del mercado. Dormir sobre una almohada con tacto de plumón te hará sentir sobre una nube, pero sin repercutir negativamente en el descanso. La cabeza y cuello se mantendrán en un aposición correcta aunque seas de los que se mueven en la cama. Las plumas son un aislante térmico que mantendrán la temperatura estable tanto en verano como en invierno.

Almohada de látex

Una de las más flexibles y adaptables a nuestra zona cervical. Si tienes problemas en el cuello o en los hombros, su capacidad para adaptarse al cuerpo la hacen una opción a valorar para mejorar cualquier tipo de lesión y evitar agravar los problemas de salud.

También es recomendable por sus características transpirables, evitando humedades y resistiendo a los malos olores. Su transpiración la hace, además, muy fresca en cualquier estación del año.

Almohada viscoelástica

Una almohada de visco es sinónimo de adaptabilidad total a las formas de la cabeza y cuello. Al igual que la almohada de látex, se recomienda a personas con problemas cervicales. Este tipo de cojín suele dar la sensación de sostener nuestra cabeza al reposar sobre él, evitando movimientos nocturnos por su comodidad constante.

Su único inconveniente es la falta de transpiración, pero esto no será un problema en habitaciones bien ventiladas en verano. Tanto la almohada de visco como la de látex tienen propiedades que evitan los ácaros, evitando cualquier reacción alérgica durante nuestro descanso.

Cuida tu almohada y te durará muchos años

Una vez elegida la almohada que mejor se adapta a tu cuello, recuerda que, al igual que cuidas tu colchón, debes cuidar tu almohada para que te siga acompañando a tus mejores sueños. Una almohada bien cuidada tiene una vida útil de entre 5 y 6 años. Si la aireas cada vez que haces la cama, le das la vuelta a menudo y usas fundas protectoras te asegurarás de que te acompañe durante más de un lustro durante todos tus descansos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *