Reformas en el hogar, ¿qué permisos necesito?

El verano es la fecha elegida por muchos para hacer obras en casa o cambiar de forma completa o parcial el aspecto de la vivienda.

Tanto si sólo quieres añadir una nueva ventana, unificar dos habitaciones o cambiar la fachada, es importante que antes de empezar la obra te informes sobre los diferentes permisos que pueden ser necesarios tener.

¿Qué obras no necesitan una licencia?

En muchos casos las obras en una vivienda no requieren licencia. Este es el caso de pintar la casa, cambiar alicatados y solados, sustituir las instalaciones propias de agua, saneamiento, electricidad o calefacción, cambiar los sanitarios, los muebles, etcétera.

Si se vive en un bloque de viviendas, aunque no se establece como obligatorio podemos comunicar al presidente o al administrador de fincas el tipo de obra que estamos llevando a cabo por si es necesario que avise al resto de vecinos.

En estos casos, aunque no tengamos que pedir licencia, si se produce un transporte de residuos se tendrá que pagar una tasa municipal para hacer uso de este servicio.

Licencia de obra menor

Algunas obras tan sólo precisarán de un trámite de comunicación en el Ayuntamiento o una licencia de obra menor. Este es el caso de obras sencillas que no afecten a elementos estructurales, que no supongan una ampliación en superficie ni en volumen y que no se hagan en una casa protegida por su interés histórico o artístico.

Aquí entran también las obras para sustituir ventanas sin cambiar su tamaño, renovar los acabados, cambiar instalaciones de lugar, incorporar aislamientos en el interior, modificaciones en el vallado exterior, rebajes de acera para el acceso de vehículos…

En estos casos el Ayuntamiento puede pedir que se rellene un formulario dentro del Procedimiento de Comunicación Previa. También puede pedirse una memoria de los trabajos a realizar, un plano de ubicación, uno del antes y el después, así como secciones y alzados, y un presupuesto de ejecución material.

Además, se pagaran una serie de tasas e impuestos entre los que se incluyen el Impuesto sobre Construcciones, instalaciones y obras, que se establece de acuerdo a un porcentaje sobre el presupuesto de ejecución material o PEM, la tasa de ocupación de vía pública, por posibles contenedores, sacos de escombros, etc.

Según la Ley de Propiedad Horizontal estas obras deberán comunicarse al presidente de la comunidad en caso de pertenecer a una comunidad de vecinos.

Hay que tener presente que estos permisos no cubren ni habilitan abrir huecos en la fachada ni cerrar o abrir terrazas.

¿Cuando es necesario tener una licencia de obra mayor?

Si en la obra se intervendrá en elementos estructurales, se abrirán huecos en fachada, se agrandarán las ventanas, se harán refuerzos estructurales, instalarán ventanas en el tejado y todas aquellas obras –de rehabilitación o nuevas– que por su envergadura necesiten de un proyecto técnico.

También será necesaria esta licencia para demoliciones, movimientos de tierra y cambios de uso y vallado en parcelas.

Para obtener la licencia de obra mayor se tendrá que presentar un proyecto técnico visado y abonar los impuestos y tasas correspondientes. Además, en algunos casos se tendrá que dejar una fianza por daños en la vía pública.

Si las obras además afectan al bloque de viviendas, salvo que sea un proyecto de renovación general de la fachada, no se podrán cambiar los elementos que la componen. Es posible que tampoco se pueda cerrar una terraza, ya sea por falta de edificabilidad o porque se agotaron los metros construidos en el edificio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *