¿Por qué comprar muebles ‘made in Spain’?

Paraje del mueble se fundó hace más de 20 años en Almería tras una larga tradición familiar en el sector de la decoración y la venta de muebles. Desde entonces, ofrecemos la mejor calidad del mercado a través de muebles fabricados en España, y siempre al mejor precio.

Pero, ¿por qué elegir muebles hechos en España?, ¿qué ventajas tienen?

Que un producto sea ‘made in Spain’ ha pasado de ocultarse a convertirse en un verdadero sello de calidad y compromiso de la marca con los clientes. ¿Por qué?

Cuando apostamos por un producto fabricado en España estamos a la vez tomando la decisión de apoyar la innovación, la tecnología y el saber hacer nacional.

En una era en la que parece que China y otros países tienen la potestad de la producción internacional por el ahorro de costes que esto supone, asombra y es de valorar que aún existan compañías que apuestan por la calidad de su propio país. Además, al producir estos productos en el territorio nacional, las empresas tienen un seguimiento más cercano y estrecho con todos los controles de calidad y los procesos productivos hasta la obtención del producto final.

Además, en el caso de los muebles no funciona la estrategia de adquirir productos chinos o de otros países que abaraten costes a cambio de un empeoramiento de la calidad, ya que en Paraje del Mueble apostamos por la calidad en mayúsculas y por productos que perduren intactos al paso del tiempo y a las distintas etapas y cambios que pueden acontecer en la vida de cualquier persona. Es decir, que además de aguantar bien el pasar de los años, la calidad de los mismos les permita permanecer intactos a cambios como traslados y mudanzas.

En Paraje del Mueble apostamos por grandes marcas y diseñadores referentes en calidad y estilo que se esfuerzan a diario en reivindicar la industria española a través del mueble.

La industria del mueble española es una de las que más historia tiene, de ahí la existencia de tantos núcleos industriales del país que se han centrado en la fabricación y producción de muebles. En estas industrias destaca la especialización de los profesionales en oficios que van desde el pulimento y la selección de chapas y talla, al diseño 3D con el uso de las últimas tecnologías.

Aunque en España se producía madera en gran cantidad, llegó un momento en el que se hizo patente la necesidad de importarla. No obstante, nuestro país cuenta con leyes firmes que exigen que la madera importada sea de procedencia sostenible. Esta legislación permite imponer procesos de producción más respetuosos con el medio ambiente y con la seguridad de los trabajadores en el tratamiento de la misma.

Por otra parte estas leyes favorecen que exista una desventaja con otros países con unas normas más permisivas o que directamente no obedecen a ninguna restricción. No obstante, este hecho no ha propiciado que el mercado de mueble español sea especialmente menos competitivo frente a otros, a excepción de productos especialmente contaminantes como el PVC y los cromados.

Otros aspectos a tener en cuenta

Para una empresa que ejerce en España, el coste de cada operario está cargado de impuestos y de su correspondiente cotización a la Seguridad Social, por tanto, con la compra de estos muebles se garantiza una transferencia solidaria de riqueza desde el minuto uno. Cada mueble fabricado en España paga directa o indirectamente todos aquellos servicios que forman el conocido estado del bienestar.

En España encontramos estándares de una calidad muy elevada, ya que a las empresas que fabrican aquí sus propios productos no les queda más remedio que competir con la calidad, ya que las gamas de calidad inferior ya se producen en países tercermundistas.  De igual modo, los componentes y procesos de producción de los muebles son acordes con la calidad del producto final, por lo que éste acaba teniendo un valor añadido aún mayor.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *