¿Cómo son los muebles nórdicos?

Que los muebles nórdicos están triunfando es una realidad. Muestra de ello es la gran oferta de este estilo que ofrecen las tiendas de muebles como Paraje del Mueble, y la cantidad de hogares en los que cada vez más se puede apreciar este toque tan especial en la decoración.

Pero, ¿cómo son los muebles nórdicos?

Las bases del estilo nórdico

El estilo nórdico se caracteriza por ser cálido, acogedor, y sobre todo, muy luminoso. Características que comparten también con los muebles nórdicos.

La creación del estilo nórdico se atribuye al diseñador sueco Carl Larsson, a principio del siglo XX en los países escandinavos. Por tanto, las bases de este estilo, y de los muebles nórdicos, se basan en el aprovechamiento máximo de la luz. Ya que en esta zona de Europa, los inviernos son largos y la luz natural es muy escasa.

Por estos motivos, el estilo nórdico propone el color blanco como tono predominante. Aunque en el caso de los muebles nórdicos encontraremos una diversidad de tonos, pero especialmente madera natural de tonos claros.

El blanco se caracteriza por reflejar la luz y hacer los espacios más luminosos y amplios. Por ello lo encontraremos en grandes dosis en paredes, suelos y muebles nórdicos.

A este color pueden añadirse otros como el verde, el rosa o tonos metálicos como el cobre, la plata o el dorado.

Además de los muebles nórdicos, los textiles también aportan un toque más personal y original a las estancias. Éstos son los ayudantes que junto a los muebles nórdicos aportan calidez y color a la decoración de la casa.

En el estilo nórdico los textiles más utilizados son los de tejidos naturales como la lana, el lino o el algodón, que se utilizan tanto para alfombras, como cojines, cortinas o mantas.

En cuanto a los estampados, reinan los motivos geométricos y naturales, como las hojas y flores.

Características de los muebles nórdicos que más están triunfando

En el estilo nórdico triunfan los materiales naturales. Por ello, en el caso de los muebles nórdicos es precisamente la madera la protagonista principal. Además, suelen ser piezas sencillas y funcionales.

La madera de los muebles nórdicos

En estos muebles, la madera es el material estrella. Para estos, las más utilizadas son el haya, la paulownia, el pino y el abedul. En definitiva, muebles nórdicos de maderas claras, ya que lo que se quiere conseguir son estancias más luminosas, cálidas y relajadas.

Este tipo de madera, además de encontrarlas en los muebles nórdicos, podemos verla en los distintos accesorios decorativos que complementan la decoración cuidada de este estilo.

Muebles nórdicos sencillos y funcionales

Otro de los motivos por los que los muebles nórdicos están triunfando, es porque tienen la funcionalidad como bandera.

En este estilo son claves los muebles prácticos. Por ejemplo, los muebles nórdicos modulares son ligeros y muy versátiles. Por lo que nos dan la oportunidad de renovar las estancias fácilmente, a la vez que se aprovecha al máximo el espacio.

Por otra parte, en sus inicios, los muebles nórdicos no incluían adornos que pudieran interferir en el uso o la durabilidad del mobiliario. Se caracterizan por líneas más bien rectas y depuradas, con alguna curva suave. Pero sobre todo, por su sencillez. Los muebles nórdicos son ligeros, pero a la vez se trata de un estilo alejado del frío del minimalismo, ya que destaca por ser cálido y acogedor.

Además de ser funcionales, estos muebles son atemporales. Su neutralidad estética la hace ideal también para combinarlo con otros estilos como el industrial.

Si buscas muebles nórdicos, no dudes en visitar Paraje del Mueble y descubrir nuestras colecciones más modernas.

Inspírate aquí

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *