Cómo elegir el mueble más adecuado para la televisión

Si eres de los que no puede vivir sin ver sus películas y series favoritas en la mejor definición, seguramente la televisión sea lo primero que has comprado para equipar tu nuevo salón.

En estos casos, en lo que tenemos la televisión antes que los muebles, es imprescindible elegir estos teniendo en cuenta los factores clave que te presentamos a continuación.

Toma las medidas adecuadas

Antes de emprender la búsqueda del mueble ideal para el salón no olvides medir las dimensiones de la televisión. Mide la pantalla, pero también la altura en el caso de que tenga incorporada una paena. En el caso de que hayamos pensado colgar la televisión directamente en la pared, el mueble deberá de tener un hueco lo suficientemente amplio para que puedas instalarla sin problemas.

Pero, ojo, con esto de darle una mayor importancia a la televisión no olvides medir también las dimensiones de la pared donde hayas pensado colocar el mueble, ya que serán imprescindibles para ajustarlo sin problemas.

En cuanto al tamaño, recomendamos que el mueble sea más grande que la propia tele para crear un equilibrio mayor en el diseño del salón.

Por otra parte la altura del mueble también será importante, ya que si no vamos a colgar la televisión, un mueble demasiado alto o demasiado bajo puede empeorar la calidad del visionado y hacer más incómoda la visión.

¿Cuál es la distancia óptima entre el televisor y el sofá?

Aunque no se ha demostrado que ver demasiado cerca la televisión afecta a la vista, la distancia entre el sofá y la tele sí es esencial para disfrutar de una buena calidad de imagen. A la hora de colocar los sillones deben tenerse en cuenta varios factores como el ángulo de visión, la resolución de imagen, el tamaño de la televisión y la dimensión del salón.

Si colocamos los sillones muy cerca de la televisión podremos apreciar problemas en la pixelación de las imágenes. Por ello, a una distancia mayor, disfrutaremos de imágenes más suaves y con los detalles más definidos.

La agudeza visual de los espectadores también determinará esta distancia, aunque de forma estándar se puede establecer un umbral de pixelación de 1,5 veces la distancia diagonal del televisor. Es decir, por cada diez pulgadas que tenga la televisión, tendremos que separarnos medio metro de la pantalla.

Los televisores Full HD o 4K permiten reducir las distancias de visualización sin perder calidad de imagen, dejando de lado problemas de espacio en salones más pequeños.

¿Qué función buscas en el mueble del salón?

Además de para apoyar la televisión o hacerle hueco en la pared, piensa qué otras funciones quieres que tenga este mueble. ¿Tienes muchas películas? ¿Consolas? ¿Quieres utilizarlo a modo de librería? ¿Prefieres que tenga puertas para guardar la vajilla y aislarla del polvo? Piensa también qué tipo de decoración quieres añadirle; cuadros de pie, una planta, portavelas…

Estilos de decoración

El tipo de televisión también es importante en cuanto al estilo decorativo del salón se refiere. Por ejemplo, las televisiones más modernas combinarán mejor con estilos como el industrial o el nórdico, mientras aquellas de bordes más anchos se adaptarán mejor a salones más rústicos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *