¿Cómo convertir un cuarto infantil en un dormitorio para adolescentes?

Por mucho que nos cueste aceptarlo, llega un momento en el que nuestros hijos e hijas pasan de ser pequeños y adorables a convertirse poco a poco en personas adultas e independientes.

Cómo no en todas las edades se tienen las mismas necesidades ni los mismos gustos, es conveniente que los hijos puedan contar con un espacio personalizado donde estudiar o pasar su tiempo libre.

Un lugar óptimo para el estudio

Lo que antes era una habitación repleta de juguetes y colores vivos, ahora debe pasar a convertirse en un espacio propicio para el estudio y la concentración. Para ello podemos empezar por pintar las paredes con colores más neutros como el blanco, el gris o los tonos tierra. También podemos darle un toque más alegre pintando una de las paredes de rojo, verde, morado, amarillo, todo depende de los gustos de cada joven. Sin embargo, es el color blanco aquel que crea espacios más luminosos y con el que se consigue una atmósfera serena y apacible, a la par que ordenada y limpia.

Potenciar la luz natural también es importante,y si no tenemos suficiente tendremos que pensar en colocar luz artificial suficiente y adecuada para aprovechar también las horas nocturnas o de poca luz.

En Paraje del Mueble puedes encontrar muebles equipados con escritorios de todos los tamaños y estilos, por lo que será fácil encontrar aquel que mejor encaje con el espacio disponible. Además del escritorio es importante adaptar los enchufes y añadir más si fuera necesario para poder tener a mano todos los aparatos eléctricos que se necesiten.

Si cuentas con una superficie generosa, intenta que la mesa no esté situada junto a la cama. De esta forma evitarás distracciones y la tentación de que se  tumbe a descansar cuando esté estudiando. Del mismo modo, intenta ubicar el escritorio cerca de la entrada de luz natural pues mejora su rendimiento académico y es bueno para su vista, uno de los factores que más perjudican e impiden la correcta concentración.

Completa su área de trabajo con estantes, librerías y cajoneras para que puedan tener a mano todo aquello que necesitan para estudiar cómodamente, sin tener que levantarse. ¡No te olvides de la silla! Los adolescentes pasan muchas horas frente al ordenador y los libros, por lo que la silla del escritorio deberá ser regulable y contar con un modelo ergonómico.

La importancia de una buena cama

En este tiempo en el que los jóvenes siguen creciendo es esencial contar con un buen equipo de descanso. Además, debemos tener en cuenta que los adolescentes no sólo utilizan la cama para dormir, sino que también se convierte para ellos en un lugar muy personal para leer, entretenerse con el móvil, jugar, e incluso ver sus series y películas favoritas. Asegúrate de que también tenga enchufes cerca y algunas estanterías o muebles donde colocar sus libros y dejar el móvil a mano.

Si la habitación no es muy amplia, puedes optar por camas tipo loft que tienen incorporado un escritorio debajo y que permite aprovechar el espacio al máximo.

Potencia su creatividad

Pequeños detalles como ilustraciones en las paredes de sus series, películas o videojuegos favoritos pueden hacer que el joven se sienta mucho más cómodo y contento con su habitación. Además, si toca algún instrumento podemos utilizar los motivos musicales para decorar la habitación y colgar el instrumento o colocarlo en un lugar especial.

Si lo suyo es pintar, no lo dudes y crea al menos un rincón en el que ordenar sus pinturas y material de trabajo. También puedes colocar pizarras o incluso una pared en la que pintar. ¿Y por qué no? ¿Has pensado en que sea él o ella misma quien pinte y decore las paredes de su dormitorio a su gusto? No olvides hacerles partícipes del cambio de habitación y que ellos aporten sus propias ideas y gustos.

En definitiva, podemos promover que sus aficiones y hobbies formen parte de la decoración de la habitación. Además, si tenemos espacio suficiente podemos crear una zona de relax con pufs, sillones o sofás donde podrán pasar tiempo con sus amigos y descansar tras una tarde intensiva de estudio.

Consejo

Si no quieres que tus hijos ocupen el baño más tiempo de la cuenta, recomendamos colocar un espejo en su habitación, ya que a estas edades es normal que les preocupe más su imagen personal. Además, los espejos sirven para dar amplitud y luminosidad a los espacios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *