Chaise longue, rinconera, o 3+2, ¿cuál elijo?

¿Sabrías diferenciar un chaise longue de una rinconera? ¿Cuál es mejor elegir dependiendo del espacio disponible y del tipo de salón que tengamos? A continuación os ayudamos a resolver estas dudas.

Diferencias entre un chaise longue y una rinconera

Cuando venís a comprar un sofá en Paraje del Mueble, a menudo nos decís que estáis buscando uno en forma de ‘L’. Sin embargo, no tenéis muy claro si es mejor un chaiselong o una rinconera.

Ambos modelos son muy similares. Hasta el punto que a veces se pueden confundir los unos con los otros. Sin embargo, chaise longue y la rinconera tienen pequeñas diferencias que conviene conocer para hacer una mejor elección.

La principal diferencia entre el chaise longue y la rinconera es que aunque ambos tienen una distribución en forma de L, el chaise longue no lleva respaldo. En su lugar, en el lado corto del sofá lleva un brazo hasta más o menos la mitad de la sentada. En cambio, la rinconera sí que lleva respaldo, al igual que la parte del sofá más larga.

Por tanto, elegir uno u otro dependerá básicamente del gusto del cliente, de las medidas y de las necesidades o tipo de sofá que le resulte más práctico.

¿Cuándo elegir un chaise longue, una rinconera o un 3+2?

Para saber si es mejor colocar un chaise longue o un sofá rinconera en nuestro salón o comedor, deberemos tener en cuenta los siguientes factores:

La medida del lado corto del sofá. Los sofás en forma de ‘L’ tienen un lado más largo, y otro más corto. Si el espacio que tienes para el lado más corto del sofá es inferior a 1’50, lo mejor será optar por un chaise longue. Ya que en un sofá rinconera con un lado corto de aproximadamente 1’50 quedaría un respaldo y una sentada demasiado pequeña para sr cómoda.

Estética. Como en cualquier mueble, elegir un tipo de sofá u otro también dependerá de la estética que queramos lograr. Si el lado corto del sofá se encuentra bajo una ventana, posiblemente quedará mejor un chaise longue o una rinconera de respaldos muy bajos que pueda acabar en brazo.

Funcionalidad y número de plazas. Si lo que se busca es un sofá con anchura suficiente para estar tumbado y de rélax, el chaise longue será la mejor opción. Además, este tipo de sillones permiten tumbarse o sentarse de la manera que nos parezca más cómoda, ya que cuentan con una zona en la que estar con una postura más recta y cómoda, y otra en la que tumbarse a sus anchas.

Sin embargo, si en vivienda ya hay más de tres o cuatro personas, probablemente el chaise longue ya no sea la mejor opción. En estos casos, para aprovechar mejor el espacio y que todos los integrantes de la familia cuenten con un asiento cómodo, lo más conveniente sería optar por una rinconera, o por un 3+2 si el espacio nos lo permite. Por eso, aunque el chaise longue nos parezca un modelo muy tentador y atractivo, puede que no sea práctico en su uso en familias numerosas.

Qué sofá colocar dependiendo del tamaño del salón

 En los salones pequeños, en los que queramos colocar un sofá en forma de ‘L’ de dimensiones más pequeñas, podremos optar por un chaise longue partido. En estos, el módulo del chaise longue puede colocarse en la posición que más nos convenga. Aunque también los sofás rinconeras aprovechan muy bien el espacio.

En salones más amplios, los sofás 3+2 pueden resultar más prácticos y a la vez se adaptarán mejor a un espacio más grande. Otra opción es comprar un chaise longue y completarlo con un sofá de dos plazas o un sillón para completar el espacio y crear una forma en ‘U’.

Colocar los sofás y sofás en forma de ‘U’ es ideal para salones más amplios en los que se quiera conseguir un ambiente más íntimo y acogedor, o para familias más numerosas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *